SOLU-MEDROL

PFIZER

Metilprednisolona

Hormonoterápicos : Corticoesteroides

Composición: Inyectable 40 mg: cada frasco-ampolla liofilizado contiene: Succinato Sódico de Metilprednisolona 40 mg. Inyectable 125 mg: cada frasco-ampolla liofilizado contiene: Succinato Sódico de Metilprednisolona 125 mg. Inyectable 500 mg: cada frasco-ampolla liofilizado contiene: Succinato Sódico de Metilprednisolona 500 mg. Inyectable 1.000 mg: cada frasco-ampolla liofilizado contiene: Succinato Sódico de Metilprednisolona 1.000 mg.
Acción Terapéutica: Corticoterapia.
Indicaciones: Desórdenes endocrinos: insuficiencia adrenocortical primaria o secundaria (hidrocortisona o cortisona es la droga de elección; pueden utilizarse análogos sintéticos junto con mineralocorticoides cuando sea aplicable; en infantes, el aporte de mineralocorticoides es de particular importancia). Insuficiencia adrenocortical aguda (hidrocortisona o cortisona es la droga de elección; puede se necesario el aporte de mineralocorticoides, particularmente cuando se usan análogos sintéticos). Previo a una operación y en el caso de un trauma o enfermedad grave, en pacientes con una conocida insuficiencia adrenal o cuando la reserva adrenocortical es incierta. Hiperplasia adrenal congénita. Tiroiditis no supurativa. Hipercalcemia asociada con cáncer. Desórdenes reumáticos: como terapia coadyuvante para la administración por un período corto de tiempo (para ayudar al paciente durante un episodio agudo o exacerbación) en: osteoartritis post-traumática; sinovitis de osteoartritis; artritis reumatoidea, incluyendo artritis reumatoidea juvenil (casos seleccionados podrían requerir una terapia de mantención a dosis baja); bursitis aguda y subaguda; epicondilitis; tenosinovitis aguda no específica; artritis gotosa aguda; artritis psoriática; espondilitis anquilosante. Enfermedades del colágeno (enfermedad del complejo inmune): durante una exacerbación o como terapia de mantención en casos seleccionados de: lupus eritematoso sistémico (y nefritis por lupus); carditis reumática aguda; dermatomiositis sistémica (polimiositis); poliarteritis nodosa; síndrome de Good Pasture. Enfermedades dermatológicas: pénfigo; eritema multiforme grave (síndrome Stevens-Johnson); dermatitis exfoliativa; psoriasis severa; dermatitis herpetiforme pustulosa; dermatitis seborreica severa; micosis fungoide. Estados alérgicos: control de condiciones alérgicas severas o incapacitantes, intratables en ensayos adecuados con tratamiento convencional en: asma bronquial; dermatitis por contacto; dermatitis atópica; enfermedad sérica; rinitis alérgica estacional o permanente; reacciones de hipersensibilidad a droga; reacciones urticariales a transfusiones; edema laríngeo no infeccioso agudo (epinefrina es la droga de primera elección). Enfermedades oftálmicas: procesos inflamatorios y alérgicos crónicos y agudos de carácter grave que involucran el ojo, tales como: herpes zoster oftálmico; iritis, iridiociclitis; coriorretinitis; uveítis y coroiditis, posterior difusa; neuritis óptica; oftalmia simpática; inflamación del segmento anterior; conjuntivitis alérgica; úlceras marginales corneales alérgicas; queratitis. Enfermedades gastrointestinales: para ayudar al paciente durante un período crítico de la enfermedad en: colitis ulcerativa (terapia sistémica); enteritis regional (terapia sistémica). Enfermedades respiratorias: sarcoidosis sintomática; beriliosis; tuberculosis pulmonar fulminante o diseminada, cuando se usa concomitantemente con una apropiada quimioterapia antituberculosa; síndrome de Loeffler no manejable por otros medios; neumonitis por aspiración. Solu-Medrol resulta benéfico como terapia auxiliar en el tratamiento de pacientes con SIDA con una pneumonia por Pneumocystis carinii moderada a grave cuando se administra dentro de las primeras 72 horas del tratamiento inicial anti-pneumocystis. Debido a la aumentada tasa de reactivación de tuberculosis en pacientes con SIDA, se debe prestar consideración a la administración de una terapia antimicobacterias si se utilizan corticoesteroides en este grupo de alto riesgo. El paciente debe también ser observado en busca de la activación de cualquier otra infección latente. Desórdenes hematológicos: anemia hemolítica adquirida (autoinmune); púrpura trombocitopénica idiopática en adultos (sólo I.V.; administración I.M. está contraindicada); trombocitopenia secundaria en adultos; eritroblastopenia (anemia de eritrocitos); anemia hipoplástica congénita (eritroide). Enfermedades neoplásicas: para el manejo paliativo de: leucemias y linfomas en adultos; leucemia aguda en la niñez; cáncer terminal: para mejorar la calidad de vida en pacientes con cáncer terminal. Estados edematosos: para inducir una diuresis o remisión de la proteinuria en el síndrome nefrótico, sin uremia, del tipo idiopático o aquel debido al lupus eritematoso. Sistema nervioso: edema cerebral debido a un tumor, primario o metastásico y/o asociado con terapia quirúrgica o de radiación, o trauma en la cabeza; exacerbaciones agudas de esclerosis múltiple; lesión aguda de la médula espinal. El tratamiento debe comenzar dentro de las 8 horas de producida la lesión. Condiciones cardiovasculares: shock secundario a una insuficiencia adrenocortical o shock que no responde a la terapia convencional cuando puede estar presente una insuficiencia adrenocortical. (Hidrocortisona es generalmente la droga de elección. Cuando no se desea actividad mineralocorticoide, es deseable el uso de metilprednisolona). Aunque no existen estudios clínicos bien controlados (doble ciego y placebo), los datos provenientes de modelos experimentales en animales indican que Solu-Medrol podría ser útil en shocks hemorrágicos, traumáticos y quirúrgicos que no responden a la terapia estándar (por ej.: reemplazo de fluido, etc.). Ver también Advertencias: respecto al shock séptico. Misceláneas: meningitis tuberculosa con bloqueo o inminente bloqueo subaracnoídeo cuando es usado concomitantemente con una apropiada quimioterapia antituberculosa; triquinosis con compromiso neurológico o miocárdico. Tansplante de órganos: prevención de náuseas y vómitos asociados con quimioterapia para el cáncer.
Posología: Como terapia auxiliar en condiciones potencialmente fatales: la dosis recomendada de Solu-Medrol polvo estéril es 30 mg por kg de metilprednisolona sodio succinato, administrados I.V. durante un período de al menos 30 minutos. Esta dosis puede repetirse cada 4-6 horas hasta por 48 horas. Dosificación en pulsos para enfermedades que responden a corticoesteroides en caso de exacerbación y/o falta de respuesta a la terapia estándar (por ej.: nefritis por lupus, artritis reumatoidea, etc.): Esquemas sugeridos: Desódenes reumáticos: 1 g/día por 1, 2, 3 ó 4 días I.V. ó 1 g/mes por 6 meses I.V. Lupus eritematoso sistémico: 1 g/día por 3 días I.V. Esclerosis múltiple: 1 g/día por 3 días I.V. ó 1 g/día por 5 días I.V. Estados edematosos, por ejemplo glomerulonefritis, nefritis por lupus: 30 mg/kg día por medio por 4 días I.V. ó 1 g/día por 3, 5 ó 7 días I.V. El régimen debe administrarse durante al menos 30 minutos y puede repetirse si no ocurre mejoría dentro de 1 semana después de la terapia o según lo que dicte la condición del paciente. Cáncer terminal - calidad de vida: estudios prospectivos controlados han mostrado que 125 mg de Solu-Medrol polvo estéril administrados vía I.V. diariamente por un período que puede alcanzar las 8 semanas, mejora significativamente la calidad de vida en pacientes con cáncer terminal. Prevención de náuseas y vómitos asociados con quimioterapia oncológica: Esquemas sugeridos: Quimioterapia leve a moderadamente emetogénica: administrar 250 mg I.V. de Solu-Medrol durante al menos 5 minutos 1 hora antes de la quimioterapia, al inicio de la quimioterapia y al momento del alta. Puede utilizarse también una fenotiazina clorada con la primera dosis de Solu-Medrol para un efecto aumentado. Quimioterapia severamente emetogénica: administrar 250 mg I.V. de Solu-Medrol polvo estéril durante al menos 5 minutos con dosis apropiadas de metoclopramida o una butirofenona 1 hora antes de la quimioterapia, entonces 250 mg I.V. de Solu-Medrol polvo estéril al inicio de la quimioterapia y al momento del alta. Lesión aguda a la médula espinal: para el tratamiento de una lesión aguda a la médula espinal, administrar en forma I.V. 30 mg de metilprednisolona por kg de peso corporal en una dosis bolo durante un período de 15 minutos, seguido de una pausa de 45 minutos y entonces una infusión continua de 5.4 mg/kg por hora por 23 horas. Debe existir un sitio intravenoso separado para la bomba de infusión. El tratamiento debe comenzar dentro de las 8 horas de producida la lesión. Pneumonia por Pneumocystis carinii en pacientes con SIDA: se han utilizado un cierto número de esquemas de dosificación. Un enfoque es administrar 40 mg de Solu-Medrol cada 6 a 12 horas con disminución gradual sobre un máximo de 21 días o hasta el término de la terapia pneumocística. La terapia debiera ser comenzada dentro de las 72 horas de iniciado el tratamiento anti-pneumocistis. En otras indicaciones: la dosis inicial variará de 10 a 500 mg dependiendo del problema clínico a tratar. Pueden requerirse dosis más grandes para el manejo, por un período corto, de condiciones agudas graves. La dosis inicial, hasta 250 mg, debe administrarse en forma I.V. durante un período de al menos 5 minutos y, si es mayor de 250 mg, debe administrarse durante al menos 30 minutos. Las siguientes dosis pueden administrarse de manera I.V. o I.M. a intervalos dictados por la respuesta y la condición clínica del paciente. La terapia con corticoesteroides es auxiliar y no reemplaza la terapia convencional. Puede reducirse la dosificación en el caso de infantes y niños pero debe manejarse considerando más la severidad de la condición y respuesta del paciente que por la edad o tamaño. No debe ser menor de 0.5 mg por kg cada 24 horas. Solu-Medrol polvo estéril (metilprednisolona sodio succinato) puede administrarse mediante inyección I.V. o I.M. o por medio de infusión I.V., siendo la inyección I.V. el método preferido para el uso inicial en emergencias. Para administrar mediante inyección I.V. (o I.M.), preparar la solución según las instrucciones. Compatibilidad y estabilidad: la compatibilidad y estabilidad I.V. de las soluciones de metilprednisolona sodio succinato con otras drogas en mezclas I.V. depende del pH de la mezcla, concentración, tiempo, temperatura y la capacidad per se de la metilprednisolona para solubilizarse. Así, para evitar problemas de compatibilidad y estabilidad, se recomienda que siempre que sea posible se administre Solu-Medrol polvo estéril (metilprednisolona sodio succinato) en forma separada de otras drogas ya sea a través de una cámara de medicación I.V., o como una solución I.V. "piggy-back". Preparación de las soluciones: para preparar soluciones de infusión I.V., primero reconstituir el Solu-Medrol polvo estéril (metilprednisolona sodio succinato) según las instrucciones. La terapia puede iniciarse mediante la administración de Solu-Medrol polvo estéril (metilprednisolona sodio succinato) por vía I.V. durante un período de al menos 5 minutos (por ej.: dosis que alcanzan hasta 250 mg) o de al menos 30 minutos (por ej.: dosis de 250 mg o más). Las dosis siguientes pueden ser extraídas y administradas de manera similar. Si se desea, el medicamento puede ser administrado en soluciones diluidas mediante la mezcla del producto reconstituido con dextrosa al 5% en agua, suero normal, dextrosa al 5% en 0.45% o 0.9% de cloruro de sodio; las soluciones resultantes son física y químicamente estables por 48 horas. Instrucciones para utilizar el vial de 2 compartimentos Mix-O-Vial: remover la tapa protectora, dar al émbolo-tapón un cuarto de giro y presionar para forzar el diluyente dentro del compartimiento de más abajo. Agitar suavemente para obtener la solución. Usar la solución dentro de las 48 horas. Esterilizar el extremo superior del émbolo-tapón con un germicida adecuado. Insertar la aguja firmemente a través del centro del émbolo-tapón hasta que la punta sea apenas visible. Invertir el vial y extraer la dosis. Las fármacos parenterales deben ser inspeccionados visualmente en busca de material particulado y decoloración previo a su administración, siempre que la solución y el envase lo permitan.
Presentaciones: Inyectable 40 mg: envase conteniendo 1 frasco-ampolla de 1 ml. Inyectable 125 mg: envase conteniendo 1 frasco-ampolla de 2 ml. Inyectable 500 mg: envase conteniendo 1 frasco-ampolla de 4 ml. Inyectable 1.000 mg: envase conteniendo 1 frasco-ampolla de 16 ml.