ZYLORIC

GLAXOSMITHKLINE

Allopurinol

Metabolismo : Antigotosos Hipouricemiantes

Composición: Zyloric 100 mg: cada comprimido recubierto contiene: Alopurinol 100 mg. Zyloric 300 mg: cada comprimido recubierto contiene: Alopurinol 300 mg. Excipientes: Lactosa Monohidrato, Almidón de Maíz; Polividona K-30; Estearato de Magnesio.
Indicaciones: Zyloric está indicado para reducir la formación de urato/ácido úrico en condiciones en que la deposición de urato/ácido úrico ha ocurrido ya (por ej.: artritis gotosa, tofos cutáneos, nefrolitiasis) o en las que es un riesgo clínico predecible (por ej.: tratamiento de malignidades que potencialmente podrían conducir a nefropatía aguda por ácido úrico). Las principales condiciones clínicas en que puede ocurrir la deposición de urato/ácido úrico son: gota idiopática. Litiasis por ácido úrico. Nefropatía aguda por ácido úrico. Enfermedad neoplástica y enfermedad mieloproliferativa con alta tasa de recambio celular, en que ocurren altos niveles de urato espontáneamente, o después de la terapia citotóxica. Ciertos trastornos enzimáticos que conducen a una excesiva producción de urato, por ejemplo: hipoxantina-guanina fosforribosiltransferasa, incluyendo síndrome Lesch-Nyhan; glucosa-6-fosfatasa incluyendo enfermedades del almacenamiento de glucógeno; fosforribosilpirofosfato sintetasa; fosforribosilpirofosfato amidotransferasa; adenina fosforribosiltransferasa. Zyloric está indicado para el manejo de los cálculos renales de 2,8-dihidroxiadenina (2,8-DHA) relacionados con una actividad deficiente de la adenina fosforribosiltransferasa. El alopurinol está indicado en el manejo de cálculos renales de oxalato de calcio mixtos recurrentes en presencia de hiperuricosuria, cuando los líquidos y las medidas dietéticas han fracasado.
Posología: Se debe ajustar la dosis vigilando las concentraciones séricas de urato y niveles urinarios de urato/ácido úrico a intervalos apropiados. Se puede tomar alopurinol 1 vez al día por vía oral después de una comida. Es bien tolerado, especialmente después de las comidas. Un régimen de dosis dividida puede ser apropiado en caso de que la dosis diaria exceda 300 mg y se manifieste intolerancia gastrointestinal. Adultos: Zyloric debería iniciarse a bajas dosis, por ejemplo: 100 mg/día para reducir el riesgo de efectos adversos e incrementar sólo si el control de urato sérico no es satisfactorio. Se aconseja precaución en caso de disfunción renal. (ver Posología - Daño renal y Advertencias). Se sugiere el siguiente esquema de dosificación: 100 a 200 mg diarios en condiciones leves; 300 a 600 mg diarios en condiciones moderadamente severas; 700 a 900 mg diarios en condiciones severas. Si se requiere una dosis en base al peso corporal, debe usarse 2 a 10 mg/kg de peso corporal/día. Niños (menores de 15 años): 10 a 20 mg/kg de peso corporal/día hasta un máximo de 400 mg diarios. El uso en niños está raramente indicado, excepto en condiciones malignas (especialmente leucemia) y ciertos trastornos enzimáticos como el síndrome Lesch-Nyhan. Ancianos: En ausencia de datos específicos, se debe usar la dosis más baja que produzca una reducción satisfactoria de uratos. Se debe prestar particular atención a las recomendaciones en Posología - Daño renal y Advertencias. Daño renal: Como el alopurinol y sus metabolitos se excretan por los riñones, el daño de la función renal puede conducir a retención del fármaco y/o sus metabolitos con la consecuente prolongación de las semividas plasmáticas. En casos de insuficiencia renal severa, puede ser aconsejable usar menos de 100 mg por día o usar dosis simples de 100 mg a intervalos de más de 1 día. De existir las facilidades para vigilar las concentraciones plasmáticas de oxipurinol, se debe ajustar la dosis para mantener los niveles plasmáticos de oxipurinol por debajo de 100 micromoles/litro (15.2 mg/litro). La diálisis renal remueve el alopurinol y sus metabolitos. De ser necesaria la diálisis se debe tomar en consideración a un programa de dosificación alternativo de 2 a 3 veces por semana de 300 a 400 mg de alopurinol inmediatamente después de cada diálisis, sin dosis intermedias. Daño hepático: En pacientes con daño hepático deben usarse dosis reducidas. Se recomiendan pruebas periódicas de la funcionalidad hepática durante las etapas tempranas de la terapéutica. Tratamiento de condiciones con alto recambio de uratos, por ejemplo neoplasia, síndrome Lesch-Nyhan: Es aconsejable corregir la hiperuricema y/o hiperuricosuria con Zyloric antes de iniciar la terapia citotóxica. Es importante una hidratación adecuada para mantener óptima diuresis y alcalinización de la orina a fin de aumentar la solubilidad de uratos/ácido úrico urinarios. La dosis de Zyloric debe estar en el extremo inferior del programa posológico recomendado. Si la nefropatía por uratos u otras patologías han comprometido la función renal, deben acatarse las recomendaciones dadas en Posología - Daño renal. Estos pasos pueden reducir el riesgo de deposición de xantina y/o oxipurinol que complicaría la situación clínica (ver Interacciones y Efectos Colaterales).
Efectos Colaterales: No existe documentación clínica moderna para este producto que pueda emplearse como soporte para determinar la frecuencia de incidencia de los efectos adversos. Es posible que los efectos adversos varíen en cuanto a incidencia, dependiendo de la dosis recibida y si se administran en combinación con otros agentes terapéuticos. Las categorías de frecuencia de incidencia asignadas a los efectos adversos medicamentosos que se listan a continuación son estimadores: para la mayoría de las reacciones, no se dispone de datos adecuados para calcular la incidencia. Los efectos adversos medicamentosos identificados a través de la vigilancia posterior a la comercialización, fueron considerados como raros o muy raros. Se ha utilizado la siguiente convención para la clasificación de la frecuencia de incidencia: Muy común: ³ 1/10 ( ³ 10%). Común: ³ 1/100 y < 1/10 ( ³ 1% y < 10%). No común: ³ 1/1000 y < 1/100 ( ³ 0.1% y < 1%). Raro: ³ 1/10000 y < 1/1000 ( ³ 0.01% y < 0.1%). Muy raro: < 1/10000 (< 0.01%). En la población total bajo tratamiento, los efectos adversos asociados con Zyrolic son raros y la mayoría son de naturaleza menor. La incidencia es mayor en presencia de trastornos renales y/o hepáticos. Infecciones e infestaciones: Muy rara: Furunculosis. Trastornos sanguíneos y del sistema linfático: Muy raros: Agranulocitosis, anemia aplásica, trombocitopenia. En muy raras ocasiones, se han recibido comunicaciones de casos de trombocitopenia, agranulocitosis y anemia aplásica, particularmente en individuos con insuficiencia renal y/o hepática, lo cual refuerza la necesidad de tener un cuidado especial en este grupo de pacientes. Trastornos del sistema inmunitario: No comunes: Reacciones de hipersensibilidad. Muy raro: Linfadenopatía angioinmunoblástica. En raras ocasiones se producen reacciones graves de hipersensibilidad, incluyendo reacciones cutáneas asociadas con exfoliación, fiebre, linfadenopatía, artralgia y/o eosinofilia, incluyendo síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica (ver Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo). Se podrían manifestar casos de vasculitis asociada y respuesta tisular de diversas maneras, incluyendo hepatitis, insuficiencia renal y, en muy raras ocasiones, convulsiones. En muy raras ocasiones se han producido comunicaciones de choque anafiláctico agudo. Si ocurren dichas reacciones, es posible que se produzcan en cualquier momento durante el tratamiento. El tratamiento con Zyloric deberá suspenderse de manera inmediata y permanente. Los corticoesteroides podrían ser beneficiosos para mitigar las reacciones cutáneas de hipersensibilidad. Cuando se han producido reacciones generalizadas de hipersensibilidad, de ordinario ha habido trastornos renales y/o hepáticos presentes, en particular cuando el desenlace ha sido fatal. En muy raras ocasiones, se han descrito casos de linfadenopatía angioinmunoblástica después de una biopsia de linfadenopatía generalizada. Parece ser reversible al suspender el tratamiento con Zyloric. Trastornos metabólicos y nutricionales: Muy raros: Diabetes mellitus, hiperlipidemia. Trastornos psiquiátricos: Muy raro: Depresión. Trastornos del sistema nervioso: Muy raros: Coma, parálisis, ataxia, neuropatía, parestesia, somnolencia, cefalea, disgeusia. Trastornos oculares: Muy raros: Cataratas, trastorno visual, cambios maculares. Trastornos auditivos y laberínticos: Muy raro: Vértigo. Trastornos cardíacos: Muy raros: Angina de pecho, bradicardia. Trastornos vasculares: Muy raro: Hipertensión. Trastornos gastrointestinales: No comunes: Vómito, náuseas. Muy raros: Hematemesis recurrente, esteatorrea, estomatitis, cambios en los hábitos intestinales. En estudios clínicos tempranos, se comunicaron casos de náuseas y vómito. Comunicaciones ulteriores sugieren que esta reacción no constituye un problema significativo, ya que puede evitarse tomando Zyloric después de las comidas. Trastornos hepatobiliares: No comunes: Elevaciones asintomáticas en las pruebas de función hepática. Raro: Hepatitis (incluyendo necrosis hepática y hepatitis granulomatosa). Se ha comunicado disfunción hepática sin indicios sintomáticos de hipersensibilidad más generalizada. Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: Común: Exantema. Muy raros: Angioedema, erupción medicamentosa fija, alopecia, cabello desteñido. Las reacciones cutáneas son los efectos más comunes y pueden presentarse en cualquier momento durante el tratamiento. Es posible que sean pruríticas, maculopapulosas, en ocasiones descamativas, en ocasiones purpúricas, y rara vez exfoliativas. La terapia con Zyloric deberá suspenderse inmediatamente si se producen dichas reacciones. Después de recuperarse de reacciones leves, es posible reiniciar la terapia con Zyloric, si así se desea, a una dosis reducida (por ej.: 50 mg/día) aumentándola de manera gradual. Si se produce una recurrencia de exantemas, se deberá suspender la terapia con Zyloric de manera permanente, ya que existe la posibilidad de que se produzcan reacciones de hipersensibilidad más severas (ver Trastornos del sistema inmunitario). Se ha comunicado que los casos de angioedema ocurren con y sin signos y síntomas de alguna reacción de hipersensibilidad al alopurinol más generalizada. Trastornos renales y urinarios: Muy raros: Hematuria, remia. Trastornos mamarios y del sistema reproductivo: Muy raros: Infertilidad masculina, disfunción eréctil, ginecomastia. Trastornos generales y en el sitio de administración: Muy raros: Edema, malestar general, astenia, fiebre. Se ha comunicado que los casos de fiebre ocurren con y sin signos y síntomas de alguna reacción de hipersensibilidad al alopurinol más generalizada (ver Trastornos del sistema inmunitario).
Contraindicaciones: No se debe administrar alopurinol en comprimidos a individuos con hipersensibilidad conocida al alopurinol o a cualquiera de los componentes de la formulación.
Advertencias: Se debe cesar la terapia con Zyloric inmediatamente cuando ocurran rash cutáneo u otra evidencia de sensibilidad. Se deben usar dosis reducidas en pacientes con daño hepático o renal. Los pacientes tratados por hipertensión o insuficiencia cardíaca, por ejemplo con diuréticos o inhibidores de la ECA, pueden tener algún grado de daño concomitante de la función renal por lo que se debe usar el alopurinol con cuidado en este grupo. La hiperuricemia asintomática per se generalmente no se considera una indicación para el uso de Zyloric. Esta condición se puede corregir con modificaciones en los líquidos y la dieta con manejo de la causa subyacente. Ataques agudos de gota: No se debe iniciar el tratamiento con Zyloric hasta que un ataque agudo de gota haya sido completamente superado, ya que se pueden precipitar ataques posteriores. En las etapas iniciales del tratamiento con alopurinol, al igual que con los agentes uricosúricos, se puede precipitar un ataque agudo de artritis gotosa. Por lo tanto, es aconsejable administrar profilaxis con un agente antiinflamatorio adecuado o colchicina durante unos cuantos meses. Se debe consultar la literatura para detalles de la dosis apropiada, y las precauciones y advertencias. Si se desarrollan ataques agudos en pacientes tratados con alopurinol, se debe continuar el tratamiento a la misma dosis mientras se trata el ataque agudo con un agente antiinflamatorio adecuado. Deposición de xantina: En condiciones en que la velocidad de formación de uratos aumenta mucho (por ej.: enfermedades malignas y su tratamiento, síndrome de Lesch-Nyhan) la concentración absoluta de xantina en la orina puede, en raros casos, aumentar lo suficiente como para permitir la deposición en las vías urinarias. Este riesgo se puede minimizar con una hidratación adecuada para lograr una dilución óptima de la orina. Impacto sobre los cálculos renales de ácido úrico: La terapia adecuada con alopurinol producirá la disolución de los cálculos renales pélvicos de ácido úrico grandes, con la remota posibilidad de impactación en el uréter.
Precauciones: Embarazo y lactancia: Embarazo (vea Información no clínica - Teratogenicidad): La evidencia de la seguridad de alopurinol en el embarazo humano es inadecuada, aunque ha sido ampliamente usado por muchos años sin consecuencias dañinas aparentes. Sólo se debe usar durante el embarazo cuando no haya una alternativa segura, y cuando la enfermedad misma represente un riesgo para la madre o el feto. Lactancia: Los reportes indican que el alopurinol y el oxipurinol se excretan en la leche materna humana. Se han demostrado concentraciones de 1.4 mg/litro de alopurinol y 53.7 mg/litro de oxipurinol en la leche materna de mujeres tratadas con 300 mg/día de alopurinol. Sin embargo, no hay datos referentes a los efectos del alopurinol o sus metabolitos en los niños lactantes. Efectos sobre la capacidad para conducir vehiculos y operar maquinarias: Dado que se ha informado de reacciones adversas como somnolencia, vértigo y ataxia en pacientes tratados con alopurinol, los pacientes deben tener precaución antes de conducir, usar maquinaria o participar en actividades peligrosas hasta que estén razonablemente seguros que el alopurinol no afecta adversamente su desempeño.
Interacciones Medicamentosas: 6-mercaptopurina y azatioprina: La azatioprina es metabolizada a 6-mercaptopurina que se ve inactivada por la acción de la xantina oxidasa. Cuando se administra 6-mercaptopurina o azatioprina concurrentemente con alopurinol, sólo se debe administrar un cuarto de la dosis usual de 6-mercaptopurina o azatioprina debido a que la inhibición de la xantina oxidasa prolongará su actividad. Vidarabina (arabinosida de adenina): La evidencia sugiere que la semivida plasmática de la vidarabina aumenta en presencia del alopurinol. Es necesaria vigilancia adicional cuando los 2 productos se usan concomitantemente, a fin de reconocer los efectos tóxicos aumentados. Salicilatos y agentes uricosúricos estilo inconsistente: El oxipurinol, el principal metabolito del alopurinol y que en sí es activo terapéuticamente, se excreta por el riñón de manera similar a los uratos. Por lo tanto, los fármacos con actividad uricosúrica, como el probenecid o grandes dosis de salicilato pueden acelerar la excreción del oxipurinol. Esto puede disminuir la actividad del alopurinol, pero se debe evaluar el significado en cada caso. Clorpropamida: Si se administra alopurinol concomitantemente con clorpropamida con una función renal deficiente, puede haber un riesgo mayor de actividad hipoglucémica prolongada porque el alopurinol y la clorpropamida pueden competir por la excreción en los túbulos renales. Anticoagulantes cumarínicos: Raras veces se ha notificado de un aumento en el efecto de la warfarina y otros anticoagulantes cumarínicos cuando se coadministran con alopurinol, por lo tanto, se debe vigilar cuidadosamente a todos los pacientes que reciban anticoagulantes. Fenitoína: El alopurinol puede inhibir la oxidación hepática de la fenitoína pero el significado clínico no se ha demostrado. Teofilina: Se ha informado de inhibición del metabolismo de la teofilina. El mecanismo de interacción se puede explicar con la participación de la xantina oxidasa en la biotransformación de la teofilina en los humanos. Deben vigilarse los niveles de teofilina en los pacientes que inician o incrementan la terapia con alopurinol. Ampicilina/amoxicilina: Se ha informado de un aumento en la frecuencia de rash cutáneos entre pacientes tratados con ampicilina o amoxicilina concurrentemente con alopurinol comparados con pacientes que no están tratados con ambos fármacos. La causa de la asociación notificada aún no se ha establecido. Sin embargo, se recomienda que en pacientes tratados con alopurinol se use una alternativa de la ampicilina o amoxicilina cuando esté disponible. Ciclofosfamida, doxorrubicina, bleomicina, procarbacina, mecloretamina: Se ha informado un aumento en la supresión de la médula ósea de la ciclofosfamida y otros agentes citotóxicos entre pacientes con enfermedad neoplástica (aparte de la leucemia) en presencia de alopurinol. Sin embargo, en un estudio bien controlado de pacientes tratados con ciclofosfamida, doxorrubicina, bleomicina, procarbacina y/o mecloretamina (clorhidrato de mustina) el alopurinol no pareció aumentar la reacción tóxica de estos agentes citotóxicos. Ciclosporina: Los reportes sugieren que la concentración plasmática de ciclosporina puede aumentar durante el tratamiento concomitante con alopurinol. Se debe tomar en consideración la posibilidad de un aumento de la toxicidad de la ciclosporina de coadministrarse los fármacos. Didanosina: En voluntarios sanos y en pacientes con VIH que recibieron tratamiento con didanosina, los valores plasmáticos de Cmáx y ABC de la didadosina fueron de aproximadamente el doble cuando se administró concomitantemente un tratamiento con Zyloric (300 mg diarios), sin afectar la vida media terminal. Por tanto, es posible que se requiera reducir la dosis de didanosina cuando se administre concomitantemente con Zyloric.
Sobredosificación: Síntomas y signos: Se ha informado de la ingestión de hasta 22.5 g de alopurinol sin efectos adversos. Se informó de síntomas y signos que incluyen náuseas, vómito, diarrea y mareo en un paciente que ingirió 20 g de alopurinol. La recuperación ocurrió con medidas de apoyo generales. Tratamiento: La absorción masiva de Zyloric puede conducir a una considerable inhibición de la actividad de la xantina oxidasa, que no tendría efectos indeseables a menos que afecte los medicamentos concomitantes, especialmente con 6-mercaptopurina y/o azatioprina. Una hidratación adecuada para mantener una diuresis óptima facilita la excreción de alopurinol y sus metabolitos. Puede usarse la hemodiálisis de considerarse necesaria.
Incompatibilidades: No hay datos.
Conservación: Período de eficacia: La fecha de vencimiento se indica en el empaque. Precauciones especiales de almacenamiento: Almacenar a menos de 25ºC. Manténgalas secas.
Presentaciones: Zyloric 100 mg: Envase conteniendo 50 comprimidos recubiertos. Zyloric 300 mg: Envase contentiendo 20 comprimidos recubiertos. La información completa de prescripción puede ser solicitada a GlaxoSmithKline, Av. Andrés Bello 2687, Piso 19, Las Condes. Fono: 382 9000.