TRANDATE Inyectable

GLAXOSMITHKLINE

Labetalol

Aparato Circulatorio : Antihipertensivos

Composición: Composición cualitativa y cuantitativa. Solución inyectable que contiene 5 mg/ml de clorhidrato de labetalol en una ampolla de 20 ml. Presentación farmacéutica: Solución para inyección. Lista de Excipientes. Solución Diluida de Acido Clorhídrico o Hidróxido de Sodio; Agua para Inyección.
Indicaciones: Trandate inyectable está indicado cuando es esencial un rápido control de la presión sanguínea en pacientes con hipertensión severa y en la anestesia, cuando se indican técnicas hipotensoras.
Posología: Trandate Inyectable está proyectado para uso I.V. en pacientes hospitalizados. Los pacientes siempre deben recibir el fármaco mientras están en posición supina o lateral izquierda. Se debe evitar que el paciente asuma la posición erecta dentro de las tres horas después de la administración de Trandate pues podría presentarse hipotensión ortostática excesiva. Adultos: Inyección en bolo: Si es esencial reducir la presión arterial rápidamente, se debe administrar 1 dosis de 50 mg por inyección I.V. (durante un período de cuando menos 1 minuto) y, si es necesario, debe repetirse a intervalos de 5 minutos hasta que haya una respuesta satisfactoria. La dosis total no debe exceder de 200 mg. El máximo efecto se presenta ordinariamente a los 5 minutos y la duración de acción generalmente es de alrededor de 6 horas, pero puede ser tan prolongada como de 18 horas. Infusión I.V.: Se debe usar una solución de Trandate de 1 mg/mL; es decir, el contenido de 2 ampollas (200 mg) diluido a 200 ml con cloruro de sodio y dextrosa para inyección BP o dextrosa al 5% para infusión I.V. BP. Hipertensión atribuible a otras causas: Administrar por infusión a una velocidad de aproximadamente 2 mg/min. hasta que se obtenga una respuesta satisfactoria; luego, interrumpir la infusión. La dosis eficaz generalmente es de 50-200 mg pero pueden requerirse dosis más altas, especialmente en pacientes con feocromocitoma. La velocidad de la infusión puede ajustarse de acuerdo con la respuesta, a discreción del médico. Es conveniente monitorear la presión arterial y la frecuencia cardíaca después de la inyección y durante la infusión. En la mayoría de los pacientes, hay un pequeño decremento de la frecuencia cardíaca; la bradicardia severa es rara pero puede controlarse mediante la inyección de 1-2 mg de atropina por vía I.V. La función respiratoria debe ser observada, particularmente en los pacientes con cualquier deterioro conocido. Una vez que la presión arterial haya sido reducida adecuadamente mediante la inyección en bolo o la infusión, la terapia inyectable debe cambiarse a tratamiento de mantenimiento con Trandate Comprimidos con una dosis inicial de 100 mg 2 veces al día. Trandate Inyectable ha sido administrado a pacientes con hipertensión no controlada que ya estaban recibiendo otros agentes hipotensivos, incluyendo fármacos ß bloqueadores, sin efectos adversos. Anestesia hipotensiva: La inducción debe hacerse con agentes convencionales (por ej.: tiopental sódico) y la anestesia debe mantenerse con óxido nitroso y oxígeno con o sin halotano. La dosis inicial recomendada de Trandate Inyectable es de 10-20 mg por I.V., dependiendo de la edad y el estado del paciente. Los pacientes para quienes el halotano está contraindicado generalmente requieren una dosis inicial más alta de Trandate (25-30 mg). Si no se obtiene hipotensión satisfactoria después de cinco minutos, deben administrarse incrementos de 5-10 mg hasta que se obtenga el nivel deseado de la presión arterial. El halotano y Trandate actúan sinérgicamente; por lo tanto, la concentración de halotano no debe exceder de 1-1.5%, pues podrían precipitarse caídas profundas de la presión arterial. Después de Trandate Inyectable la presión arterial puede ser ajustada rápida y fácilmente alterando la concentración de halotano y/o ajustando la inclinación de la mesa de operaciones. La duración media de la hipotensión consecutiva a 20-25 mg de Trandate es de 50 minutos. La hipotensión inducida por Trandate Inyectable es revertida fácilmente con 0.6 mg de atropina y la descontinuación del halotano. Cuando se requiera ventilación asistida o controlada, puede usarse tubocurarina y pancuronio. La ventilación con presión positiva intermitente (VPPI) podría aumentar todavía más la hipotensión resultante de Trandate Inyectable y/o el halotano. Niños: No se han establecido la seguridad y eficacia de este producto en niños.
Efectos Colaterales: Para este producto no hay documentación clínica moderna que pueda usarse como apoyo para determinar la frecuencia de los efectos adversos. Para la clasificación de la frecuencia se ha utilizado el siguiente convencionalismo: Muy comunes ³ 1/10, comunes ³ 1/100, < 1/10, poco comunes ³ 1/1000 y < 1/100, raros ³ 1/10000 y < 1/1000, muy raros < 1/10000. Los efectos secundarios indicados con un signo de número (#) generalmente son transitorios y se presentan durante las primeras semanas de tratamiento. Trastornos del sistema inmunológico Comunes: Hipersensibilidad. Las reacciones de hipersensibilidad reportadas incluyen erupción cutánea, prurito, disnea y, en muy raras ocasiones, fiebre medicamentosa o angioedema. Trastornos cardíacos. Raros: Bradicardia. Muy raros: Bloqueo cardíaco. Trastornos vasculares: Comunes: Hipotensión ortostática. Muy raros: Exacerbación de los síntomas del síndrome de Raynaud. Puede haber hipotensión ortostática pronunciada si se permite que los pacientes asuman la posición erecta dentro de las tres horas después de recibir Trandate Inyectable. Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos. Comunes: Congestión nasal. Trastornos hepatobiliares. Comunes: Elevación de las pruebas de la función hepática. Muy raros: Hepatitis, ictericia hepatocelular, ictericia colestática, necrosis hepática. Los signos y síntomas de los trastornos hepatobiliares generalmente son reversibles al descontinuar el fármaco.
Contraindicaciones: Trandate Inyectable está contraindicado en bloqueo cardíaco de segundo o tercer grado, choque cardiógeno y otras afecciones asociadas con hipotensión severa y prolongada o bradicardia severa. Los beta bloqueadores, incluso aquéllos con cardioselectividad aparente, no deben usarse en pacientes con asma o historia de enfermedad obstructiva de las vías aéreas. El labetalol está contraindicado en los pacientes con hipersensibilidad conocida al fármaco. Cuando la vasoconstricción periférica sugiera bajo gasto cardíaco, está contraindicado el uso de Trandate Inyectable para controlar los episodios hipertensivos subsecuentes a infarto agudo del miocardio.
Advertencias: En muy raras ocasiones ha habido reportes de lesión hepatocelular severa con el tratamiento con labetalol. La lesión hepática generalmente es reversible y se ha presentado tanto después del tratamiento a corto plazo como del tratamiento a largo plazo. Al primer signo o síntoma de disfunción hepática se deben hacer pruebas de laboratorio apropiadas. Si hay evidencia de laboratorio de lesión hepática o el paciente tiene ictericia, el tratamiento con labetalol debe discontinuarse y no debe reinstaurarse. Se debe proceder con especial cuidado cuando Trandate vaya a usarse en pacientes con deterioro hepático pues estos pacientes metabolizan el labetalol más lentamente que los pacientes normales. Trandate debe usarse con precaución en pacientes con enfermedad vascular periférica pues sus síntomas podrían ser exacerbados. Si el paciente desarrolla bradicardia sintomática, entonces la dosis de Trandate debe ser reducida. Tomando en cuenta el efecto negativo de los fármacos bloqueadores de los receptores ß-adrenérgicos sobre el tiempo de la conducción auriculoventricular, Trandate debe administrarse con precaución a pacientes con bloqueo auriculoventricular de primer grado. Igual que con otros fármacos bloqueadores de los receptores ß-adrenérgicos, Trandate podría enmascarar los síntomas de la hipoglucemia en los pacientes diabéticos y los de la tirotoxicosis. Riesgo de reacción anafiláctica: Mientras toman ß-bloqueadores, los pacientes con historia de reacción anafiláctica severa a una diversidad de alergenos podrían ser más reactivos a la provocación repetida, ya sea accidental, diagnóstica o terapéutica. Esos pacientes podrían no responder a las dosis usuales de epinefrina usadas para tratar la reacción alérgica. Si los pacientes que reciben labetalol requieren tratamiento con epinefrina (adrenalina), se debe usar una dosis reducida de epinefrina pues la administración concomitante de labetalol con epinefrina puede resultar en bradicardia e hipertensión (ver Interacciones Medicamentosas). Antes de utilizar cautelosamente labetalol, se deberá tener cuidado especial en aquellos pacientes que exhiban una reserva cardíaca deficiente, cuya insuficiencia cardíaca deba ser controlada con un glucósido cardíaco y un diurético. No es necesario discontinuar Trandate Inyectable antes de la anestesia, pero los pacientes deben recibir atropina I.V. antes de la inducción. La formulación de Trandate puede favorecer los efectos hipotensores del halotano. Durante la anestesia Trandate podría enmascarar las respuestas fisiológicas compensatorias de la hemorragia repentina (taquicardia y vasoconstricción). Por lo tanto, se debe prestar estrecha atención a la pérdida de sangre y se debe mantener la volemia. Se han producido comunicaciones de exantemas o resequedad de los ojos, o ambas cosas, asociados con el uso de agentes bloqueadores ß-adrenérgicos. La incidencia que se ha comunicado es reducida, y en la mayor parte de los casos los síntomas han desaparecido al suspender el tratamiento en forma gradual, cuando no haya otra explicación a la ocurrencia de cualquiera de estas reacciones.
Precauciones: Embarazo y lactancia: Aunque no se han demostrado efectos teratogénicos en animales, Trandate sólo debe usarse durante el primer trimestre del embarazo si el beneficio potencial es más importante que el riesgo potencial. En los humanos, el labetalol atraviesa la barrera placentaria y se debe tener presente la posibilidad de las consecuencias del bloqueo de los receptores adrenérgicos y en el feto y el neonato. En raras ocasiones se ha reportado sufrimiento perinatal y neonatal (bradicardia, hipotensión, depresión respiratoria, hipoglucemia, hipotermia). Algunas veces estos síntomas se desarrollaron 1 ó 2 días después del parto. La respuesta a las medidas de apoyo (por ej.: líquidos I.V. y glucosa) generalmente es rápida; pero con la preeclampsia severa, especialmente después del tratamiento prolongado con labetalol I.V., el restablecimiento puede ser más lento. Esto podría estar relacionado con el metabolismo hepático disminuido en los bebés prematuros. Se han reportado muertes intrauterinas y neonatales, pero estaban implicados otros fármacos (por ej.: vasodilatadores, depresores respiratorios) y los efectos de la preeclampsia, retardo del crecimiento intrauterino y premadurez. Esa experiencia clínica advierte contra la prolongación indebida del labetalol en dosis altas y el retardo del parto y contra la coadministración de hidralacina. El labetalol es excretado en la leche materna en pequeñas cantidades (aproximadamente 0.004% de la dosis materna). En muy raras ocasiones, se han reportado efectos adversos de causalidad desconocida (síndrome de muerte súbita, diarrea, hipoglucemia) en neonatos amamantados. Se debe tener precaución al administrar labetalol a mujeres en período de lactancia). Efectos sobre la capacidad para conducir vehículos y operar maquinaria: No relevante.
Interacciones Medicamentosas: El efecto hipotensivo de Trandate puede ser reducido cuando se usa en combinación con inhibidores de la prostaglandina sintetasa (por ej.: los antiinflamatorios no esteroides (AINE). Por lo tanto, podría ser necesario ajustar la dosis. Trandate fluoresce en solución alcalina con una longitud de onda de excitación de 334 nm y una longitud de onda de fluorescencia de 412 nm y, por lo tanto, podría interferir con los ensayos de ciertas sustancias fluorescentes, tales como las catecolaminas. La presencia de metabolitos del labetalol en la orina puede resultar en valores falsamente elevados de las concentraciones urinarias de catecolaminas, metanefrina, normaetanefrina y ácido vanilil mandélico (VMA) medidas por métodos fluorimétricos o fotométricos. En el tamizado de pacientes en quienes se sospeche que tengan un feocromocitoma y estén siendo tratados con clorhidrato de labetalol, para determinar las concentraciones de catecolaminas debería usarse un método específico, tal como el ensayo de cromatografía de líquidos de alta resolución con extracción de fase sólida HPLC (por su sigla en inglés) (por ej.: J Chromatogr 385:241, 1987). Se ha demostrado que el labetalol reduce la captación de los radioisótopos de la metayodobencilguanidina (MIBG). Por consiguiente, se debe proceder con cuidado en la interpretación de los resultados de la centellografía con MIBG. Trandate puede intensificar el efecto de la digoxina en la reducción de la frecuencia ventricular. La administración concomitante de labetalol con epinefrina (adrenalina) puede resultar en bradicardia e hipertensión (ver Advertencias). Trandate podría intensificar los efectos hipotensores del halotano. Se debe proceder con precaución si se usa labetalol concomitantemente con agentes antiarrítmicos de Clase I o antagonistas del calcio del tipo del verapamil.
Sobredosificación: Deben esperarse efectos cardiovasculares profundos; por ejemplo, hipotensión excesiva, sensible a la postura, y algunas veces bradicardia. Los pacientes deben ser puestos en posición supina con las piernas elevadas. En presencia de insuficiencia cardíaca se debe usar un glucósido cardíaco y un diurético; para el broncospasmo, se debe administrar un agonista ß2 en forma de aerosol. Para aliviar la bradicardia se deben administrar 0.25 a 3.0 mg de atropina I.V.. Para mejorar la circulación, podría ser preferible a la isoprenalina, la administración I.V. de 5 a 10 µg de norepinefrina (noradrenalina) inicialmente, repetida de acuerdo con la respuesta. Alternativamente, podría administrar una infusión de norepinefrina (noradrenalina) a una velocidad de 5 µg por minuto hasta que la respuesta sea satisfactoria. En la sobredosis grave, podría preferirse el uso de glucagón I.V.: 1 dosis inicial en bolo de 5 a 10 µg en dextrosa o solución salina debe ser seguida por 1 infusión I.V. de 5 mg/hora o a la velocidad suficiente para mantener el gasto cardíaco. Podría requerirse marcación transvenosa del paso. Se ha reportado insuficiencia renal oligúrica consecutiva a la sobredosificación masiva de labetalol por vía oral. En un caso, el uso de dopamina para elevar la presión arterial podría haber agravado la insuficiencia renal. La hemodiálisis elimina de la circulación menos de 1% del clorhidrato de labetalol.
Incompatibilidades: Se ha demostrado que Trandate Inyectable es incompatible con la Solución de Bicarbonato de Sodio para inyección BP al 4.2%, peso/volumen.
Conservación: Protéjase de la luz. Las mezclas no utilizadas deben descartarse 24 horas después de su preparación.
Observaciones: Instrucciones de Uso/Manejo: Trandate Inyectable es compatible con los siguientes líquidos para infusión I.V.: dextrosa al 5% BP; cloruro de sodio al 0.18% y dextrosa al 4% BP; cloruro de potasio al 0.3% y dextrosa al 5% BP; solución compuesta con lactato de sodio BP.
Presentaciones: Envase conteniendo 5 frascos-ampolla. La información completa de prescripción puede ser solicitada a GlaxoSmithKline, Av. Andrés Bello 2687, Piso 19, Las Condes. Fono: 382 9000.